miércoles, 4 de noviembre de 2009

Al fin serviste para algo

Entre idas y venidas con imagenes, JPG´s, imprentas y ploteos, se me ocurrió probar imprimir alguna de mis fotos en papel autoadhesivo, para ver como quedaba. Elegí una en el momento, casi al azar, tres tristes tigres que ustedes quizás ya conozcan, y la imprimí en generoso tamaño. Al llegar a mi casa tan contento con mi super sticker, me puse a buscarle un lugar. No había… la heladera no, las paredes no, en el corcho no va a pegar, en el placard tampoco... nada por aquí, nada por allá…Y de repente...
Una luz divina me lo señaló.
Hacía ocho años que el televisor me miraba desde la pared con su cara de imbécil.
Su estúpida pantalla presta desde hoy un mucho más útil servicio a la cultura como portarretratos.

1 personas opinaron sin que les pregunten:

mar dijo...

acá en casa, en un rincón oculto, tengo un tv que espera, ya bastante impaciente, que le pongan unas fotos...
salutes!